Los famosos no se callan ante el bullying: el turno de María Herrejón

youtuber-maria-herrejon-testimonio-ciberbullying

La youtuber María Herrejón durante su testimonio en el programa de Flooxer.

El acoso escolar no entiende de sexos, clases ni razas. Es una realidad que puede afectar a cualquiera y ahora más que nunca, gracias a las nuevas tecnologías que a todas partes llegan. Quienes gozan cierta popularidad online lo saben bien, quizá por ello cada vez más rostros conocidos se atreven a contar su historia y manera de afrontarlo. Personajes pertenecientes a ámbitos artísticos más tradicionales como el cine, el teatro, la música o la televisión hasta perfiles de más reciente surgimiento como los denominados influencers. Muchos de ellos han alzado la voz alguna vez para denunciar esta situación a través de su testimonio.  

El relato más reciente es el de la youtuber María Herrejón, quien ya se confesó víctima de bullying en 2017 a través de un libro sobre acoso escolar compartido con otros cuatro compañeros de Youtube. Herrejón ha contado en el programa «Las uñas» de Flooxer cómo sus compañeros de colegio le insultaban, empujaban contra las taquillas y escupían en su comida. Ha reconocido sentir miedo al pensar en esta vivencia trasladada al presente, con un smartphone en la mano de cada uno de sus acosadores, porque de esta forma “el bullying ahora no descansa”.

Internet puede ser un lugar de odio y esperanza a la vez

Tiene razón en cuanto a que Internet ha encrudecido el acoso, ya que la violencia volcada en un dispositivo móvil te acompaña allá donde vayas. No obstante, también supone un canal donde refugiarse y encontrar ayuda. A lo largo y ancho de la red podemos dar con un montón de relatos de personas que están pasando por la misma circunstancia o también podemos inspirarnos en aquello que nos hace felices. María Herrejón, por ejemplo, encontró en el entorno digital un pasatiempo que acabaría sentando las bases de su vida profesional.

“Cogí toda esa rabia y la convertí en gasolina”

Si bien es cierto que ella misma se reconoce como una persona fuerte, admite que el apoyo en casa es fundamental, por lo que anima a todas las víctimas de acoso a que cuenten lo que sucede a sus padres, madres o responsables. No todas las personas son capaces de soportar la misma presión, ella decidió permanecer en el mismo instituto pero no tiene por qué ser así en todos los casos.

Sin embargo, lo que más debemos valorar de su experiencia es la forma en la que decidió afrontarlo: “Cogí toda esa rabia y la convertí en gasolina para impulsarme hasta aquí”. Ése es el consejo que quiere dar a todas las personas que estén atravesando una situación de acoso o ciberbullying, que transformen todo el dolor y enfado que sienten en energía que les impulse a llegar donde quieran. Al fin y al cabo, el colegio no dura para siempre y la vida después de él puede ser maravillosa.

Puedes ver el relato de la youtuber en el vídeo de abajo o pinchando aquí.