Aumentan en la República Checa las denuncias por ciberbullying

Más de la mitad de los padres europeos teme que sus hijos se conviertan en víctimas de acoso en Internet, indica la Fundación checa Nuestro Hijo. Esta ONG ha recibido durante los dos años de existencia más de 1700 denuncias. Los niños y adolescentes publican sin inhibiciones en la red sus datos personales sin darse cuenta de que el chateo divertido puede desembocar en amenazas, chantaje, prostitución infantil u ofertas de sustancias estupefacientes. Informar sobre el uso seguro de Internet es el objetivo del proyecto checo Safer Internet, apoyado por la Unión Europea. Su coordinador, Pavel Vichtera explica los riesgos del ciberacoso. “El ciberacoso es molestar a alguien con ayuda de medios modernos de telecomunicación: teléfonos móviles, Internet, e-mail, etc. Significa que la persona puede ser atacada o acosada de manera anónima, y en ello consiste la diferencia del acoso real cuando la persona atacada conoce la identidad del agresor”, sostuvo el especialista. En las escuelas checas se multiplican los casos del ciberacoso en forma de grabaciones de video realizadas con un móvil y luego colgadas en el portal YouTube. Michal Černý, director de una escuela primaria de Praga, ve el mayor problema en que este fenómeno representa un ejemplo para los alumnos. “Se inspiran mutuamente con sus grabaciones, las miran y dicen aquí han hecho esto, vamos a probarlo también. El año pasado dos alumnos de nuestra escuela crearon una página web donde se burlaban de sus compañeros un poco retrasados, escribían artículos mofándose de ellos, les sacaban fotos

Continuar leyendo »
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad