El ciberbullying aumenta en los EE. UU. más del 80% en 10 años, según una investigación

Según una serie de estudios que viene realizando el Crimes Against Children Research Center de la Universidad de New Hampshire, uno de cada cinco jóvenes de los EE. UU. recibía solicitudes de tipo sexual en Internet en 2000. La cifra bajó a 1 de cada 7 (13%) en 2005 y se acaba de anunciar (publicado en la revista Journal of Adolescent Health) el dato de que actualmente (datos de 2010) está en el 9%. Eso significa un descenso del 50% en 10 años.

Estas solicitudes fueron definidas en el estudio como «peticiones para realizar actividades sexuales o mantener conversaciones sexuales o para dar información sexual personal, que no eran deseadas y que fueron realizadas por un individuo de 5 ó más años». Para determinar su incidencia se preguntó a los chicos si en el último año:

  • …¿alguien en Internet ha intentado que hablases online de sexo cuando tú no querías?
  • …¿alguien en Internet te ha pedido información sexual tuya cuando no querías responder a ese tipo de preguntas? (preguntas muy personales acerca del aspecto de tu cuerpo o actividades sexuales que has realizado)
  • …¿alguien en Internet te ha pedido que hagas algo sexual que no querías hacer?

Gráfica de la evolución de las solicitudes sexuales, ciberbullying y pornografía online (2000-2010)En el informe titulado “Tendencias en la Victimización de la Juventud en Internet: Resultados de tres encuestas sobre seguridad de los jóvenes en Internet (2000-2010)“, también se constata que la exposición no deseada a la pornografía online también desciente entre los jóvenes estadounidenses. La cifra bajó del 34% al 23% entre los menores de 10 a 17 años en el periodo 2005-2010. El único problema que muestra una tendencia al alza es el ciberbullying/ciberacoso, en el que los investigadores aprecian un auge del 6% en 2000 al 9% en 2005 al 11% en 2010.

Según la autora principal del informe, Lisa Jones, «pese a que las constantes noticias acerca de los riesgos en Internet podrían dar la impresión de que todos los problemas online están empeorando para los jóvenes, no es el caso. El entorno online podría estar mejorando.»

Una hipótesis acerca de la reducción de las solicitudes sexuales sería el traslado de las interacciones a las redes sociales. Según los autores, la naturaleza de estas redes hace difícil recibir solicitudes fuera de contexto de personas totalmente desconocidas y circunscribe las comunicaciones de los menores sobre todo a su círculo de amigos conocidos (al contrario de lo que apuntarían otros informes).

Otro factor al que apuntan los autores es que la facilidad de reenvío de la solicitudes de sus pares con comentarios del tipo “¡Fiu! Mira lo que me acaba de mandar Fulanito” crea la percepción de que si mandas algún mensaje de sexting acabará siendo público y avergonzándote.

Los resultados de una investigación reciente efectuada por un panel de jóvenes de instituto y universitarios en una conferencia acerca de Facebook apuntarían en ese sentido: los usuarios de esta comunidad virtual son plenamente conscientes de hasta qué punto es pública cualquier cosa que se publique en ella.

Nancy Willard, del CCRC, también destaca la diferencia entre riesgo y daño real: «Recibir una solicitud sexual no deseada es un riesgo. Cuántos adolescentes han resultado dañados es una cuestión mucho más importante.» Según su estudio de 2000 menos del 1% de las solicitudes llevó a un encuentro físico y de ellas ninguna acabó en una relación sexual.

Con todo, algunos medios han trasmitido la falsa idea de que esas solicitudes online en busca de sexo equivalen a una tasa equivalente de depredadores. Pero en los informes del CCRC nunca se ha indicado que provengan de adultos extraños: de hecho otros menores y jóvenes adultos son los que envían entre el 90 y el 94% de dichas solicitudes, cuando la edad es conocida. Además muchos de estos mensajes pretenden más fastidiar que seducir para un encuentro sexual offline. Según los investigadores de la Universidad de New Hampshire las solicitudes agresivas de adultos a adolescentes para tener un encuentro offline, llamadando al teléfono, o enviando emails, dinero o regalos… constituían tan sólo el 1%.

Fuente: Connect Safely y CCRC.

El 7% de los quinceañeros españoles sufre bullying en Internet

EU kids online - marzo 2011 - menores EspañaSegún los datos que se publican hoy, recogidos en la encuesta EU Kids online II promovida por la Comisión Europea en su programa Safer Internet y de la que ya habíamos informado anteriormente, la incidencia del ciberbullying es del 7% entre los internautas españoles de 15 y 16 años.

El informe destaca que la edad es la variable que más influye en el uso y los riesgos que los menores experimentan de Internet. Así, en el caso del bullying online, la incidencia es del 7% en los de 15 y 16 años y sólo del 1% aproximadamente entre los de 9 y 10. También se señala que los menores de más edad están más expuestos a los diferentes riesgos, pero a la vez están más capacitados para afrontarlos y les causan menor sufrimiento.

Los datos se incluyen en el informe «Riesgos y seguridad en internet: Los menores españoles en el contexto europeo» que reúne las conclusiones relativas a los internautas españoles (de 9 a 16 años) de la citada encuesta europea.

En dicho informe se incluyen otros datos de interés sobre la cuestión:

    Ilustración de un caso de ciberbullying mediante imágenes

  • El sexo también marca diferencias: entre las niñas es más frecuente sufrir ciberbullying que entre los varones. Se da un grado de incidencia mucho mayor (12% frente a 2%) entre las menores de 13 a 16 años de acoso a través de internet que entre los chicos de la misma edad.
  • Si atendemos al bullying en general, incluyendo el online y el offline, la incidencia entre los adolescentes de 15 y 16 años sube al 18%.
    Tabla datos menores españoles bullying online u offline
  • Sólo el 5% de los menores afirmó haber sufrido este acoso a través de Internet y únicamente el 2% a través de mensajes o llamadas de móvil.
  • Cuando se les preguntó si ellos ejercían este tipo de ciberacoso, el 3% reconoció haberlo hecho a través de Internet y el 1% mediante mensajes o llamadas al móvil.
  • Entre los menores que han sufrido ciberbullying el porcentaje que se ha sentido afectado es el 90%. Es decir, en este caso la exposición al riesgo casi se convierte en un daño en sí mismo para la o el menor. Entre las víctimas de este acoso el 44% afirmó sentirse muy disgustado por haber sufrido esa situación, 18% bastante disgustado y el 28% un poco disgustado.
  • Por tanto, que pese a ser un riesgo sufrido por un parte muy pequeña de los menores —sólo el 4% de los menores afirmaron haber sufrido ciberbullying— se trata de un riesgo que casi siempre desemboca en algún tipo de daño para los menores.
  • Este ciberacoso ha provenido sobre todo de redes sociales online o de mensajería instantánea.
  • El envío de mensajes desagradables, muchas veces con imágenes desagradables o hirientes referidas a la víctima, es la forma más habitual de ejercer dicho ciberbullying. Aunque con una frecuencia menor (1% del total de menores) también se producen casos de amenazas online.
  • Entre los menores que afirman haber recibido mensajes de ciberbullying, el 67% de los padres afirmaba que su hija/o no había recibido ese tipo de mensajes. Entre los menores que reconocen haber ejercido ciberbullying únicamente el 5% de sus padres lo saben.

Ilustración burla ciberbullyingEl estudio revela también que “existe una correlación entre la existencia del bullying y la existencia del bullying en internet (en contra de la hipótesis que lo relacionaba con una mayor presencia de internet). Esto nos lleva a pensar que el bullying en internet es una nueva forma de un problema previo más que la consecuencia de una nueva tecnología.”

Autores

El informe ha sido dirigido por Maialen Garmendia, investigadora principal del grupo EU Kids Online en España y el resto de miembros del grupo: Carmelo Garitaonandia, Gemma Martínez y Miguel Ángel Casado. Todos ellos profesores e investigadores de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea.

Sobre EU Kids online

EU Kids Online II ha diseñado y llevado acabo una gran encuesta cuantitativa a menores de entre 9 y 16 años sobre las experiencias de riesgo en Internet en 25 países europeos. Los hallazgos son sistemáticamente comparados con las percepciones y las prácticas de sus padres, y se están difundiendo a través diferentes publicaciones y presentaciones que continuarán hasta 2012.

Fuente: EU Kids online

El ciberbullying es el riesgo online que más hace sufrir a los menores, según un estudio europeo

Según los hallazgos de una nueva encuesta de la red EU Kids Online, financiada por la Comisión Europea a través de su Safer Internet Programme, ser acosada/o online por medio de mensajes desagradables o hirientes es el riesgo menos frecuente pero el que más frecuentemente llega a disgustar a los niños

EU Kids onlineEl estudio se basa en encuestas realizadas en 23 países a más de 23.000 niños y a su madre o su padre, y ha analizado el ciberbullying entre otros riesgos online para los menores.

El 12% de los europeos entre 9 y 16 años dice que se ha sentido molesto o disgustado por algo ocurrido en internet. El 56% de los padres de quienes han sufrido este ciberacoso por otros menores no era consciente de ello.

El 5% de los niños ha recibido mensajes desagradables o dañinos, y el 3% ha enviado mensajes de este tipo a otros. Dos tercios de quienes han recibido mensajes de acoso se sintieron bastante o muy disgustados.

El 19% ha sido víctima de acoso bien online o en la vida real, y el 11% ha acosado a alguien en el último año: parece que el acoso es más frecuente fuera de Internet que online.

La mayoría de los niños que han recibido mensajes desagradables o lesivos a través de internet pidió algún tipo de apoyo en su entorno social mientras que un 20% no dijo nada a nadie. Casi la mitad ha utilizado estrategias online, borrando los mensajes o bloqueando al acosador o acosadora; los niños consideran efectiva esta opción.

En el caso de los jóvenes internautas españoles, el 15% dice que se ha sentido molesto o disgustado por algo ocurrido en Internet. Un 92% de los menores españoles han afirmado que hay cosas en Internet que pueden molestar o disgustar a gente de su misma edad; esta cifra es la más alta de toda Europa. Por contra, únicamente un 6% de los padres creen que sus hijos se han sentido molestos o disgustados por algo que han visto en internet en algún momento.

Un 4% de los menores españoles entre 9 y 16 años afirman haber sufrido bullying online, mientras que la cifra asciende a un 16% cuando se les pregunta si lo han sufrido online u offline.

España está ligeramente por debajo de la media europea en lo que respecta a este riesgo, según las conclusiones del estudio ya que 5% de los menores europeos dicen haber sufrido bullying online, llegando al máximo en Estonia con un 14%.

Un 4% de los padres afirma que sus hijos han sufrido este riesgo. Sin embargo, entre los padres de aquellos menores que realmente han sufrido bullying online, un 67% desconocen que su hijo lo ha sufrido: sólo un 29% contesta afirmativamente y un 5% dice que no sabe.

Fuente: London School of Economics and Political Science – Media and Communications