¿Tienen los menores conciencia del ciberbullying?

Los menores que navegan en la red ven con cierta indiferencia el ciberbullying, y su actitud se resume en un “si no quieres ver nada de eso, no vayas a las páginas que no debes, o desagrega a la persona que no te gusta en el Messenger”.

Esta es una de las observaciones que destaca el estudio Cómo usan Internet los jóvenes: hábitos, riesgos y control parental que en 2007 llevaron a cabo los profesores de la Universidad del País Vasco, de los profesores Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia referido a niños de entre 12 y 17 años. Los riesgos para los menores están referidos casi esclusivamente a los ataques que pudieran impedir “su” navegación, es decir, virus y troyanos.

“De los casos de acoso o de demandas sexuales, a cambio de regalos (carga de móvil, por ejemplo), han hablado las chicas de mayor edad, y en menor medida los chicos mayores también. De todas formas, los más jovencitos tampoco están excluidos del acoso. La actitud ante estos problemas es que, por una parte, los jóvenes se lo buscan acudiendo a páginas que no deben, y por otra, que cerrando o apagando el ordenador se terminan los problemas. “Del ordenador nadie te va a hacer nada” (chico, 16 años, A Coruña).

Paradójicamente, cuando los adolescentes tienen graves problemas en Internet los ocultan a los padres, y solamente en casos gravísimos se deciden a dar el paso de contarlo. temen que ante cualquier problema que planteen a sus padres la reacción de estos va a ser quitarles el acceso a Internet.

Garitaonandia y Maialen Garmendia se sorprenden de dos datos que aporta su encuesta: uno, referido al perfil psicológico individualista que puede explicar el por qué de esa indiferencia ante el peligro del ciberbullying: “entre las actividades de los jóvenes no hemos detectado prácticamente ninguna actividad solidaria, ciudadana y/ o política realizada a través de Internet”.Y una segunda referida a la capacidad de los padres: “los padres españoles usan muy pocos medios técnicos, básicamente programas de filtrado o uso de filtros del Interet Explores o el Windows Vista, para el control de las actividades de sus hijos en la Red”.

La educación, primer antídoto contra el ciberbullying

La relevancia que ha tomado en nuestra sociedad el ciberbullying ha permitido conocer que se trata de una práctica cada vez más común entre menores. Estos se ven refugiados en el anonimato que les facilita una identidad falsa en los chats o cuentas de correo electrónico. Los menores no tienen conciencia de las consecuencias legales que implica el acoso.

En opinión de Christoph Steck (Head of Government Relations &Corporate Responsibility, O2 Alemania), las nuevas tecnologías y el móvil en especial “no exhiben ningún riesgo serio para los niños de la escuela primaria hacia adelante si hay una educación temprana y suficiente para niños y adolescentes. Sin embargo, los padres, las escuelas y la industria tienen que cooperar de cerca para construir la capacidad de los niños para utilizarlos de forma responsable. Es seguramente uno de los riesgos principales”.

Según una encuesta realizada por Pew Internet and American Life Proyect a finales de 2006, uno de cada tres adolescentes de EEUU ha sufrido algún tipo de acoso en Internet. Las chicas son frecuentemente las víctimas de este fenómeno. En cualquier caso, el 67% de los menores encuestados reconocen que el acoso sucede más en la vida real que en Internet. En el estudio publicado en 2004 por la Fundación Catalana per a la Recerca en colaboración con la Universidad de Cádiz, el 17% de los menores reconoció haber quedado personalmente con alguien conocido por Internet.

Información extraída del informe MENORES CONECTADOS. OPORTUNIDADES Y RIESGOS de 2007 de Telefónica.

Acosar a través del móvil es cada vez más fácil

Acosar a través del teléfono móvil es cada vez más fácil. Simplemente enviando un mensaje SMS invisible e inadvertido a un teléfono móvil particular. Wilfried Hafner, consejero delegado de SecurStar GmbH, ha desarrollado un Troyano, llamado “RexSpy”, solo con fines demostrativos. Los resultados son alarmantes. Cuando el Troyano invade el sistema, las vulnerabilidades de seguridad descubiertas por Hafner muestran la posibilidad de fisgonear en cualquier teléfono móvil. La compañía aconseja sobre la protección y ofrece una herramienta de seguridad gratis que puede descargarse inmediatamente en http://www.securstar.com.

Fuente: eleconomista