El Defensor andaluz ve insuficientes las medidas contra el ciberbullying

En la presentación del informe del menor 2007, José Chamizo, Defensor del Pueblo Andaluz y del Menor mostró la urgencia de actuar contra el aumento de casos de ciberacoso o ciberbullying. “Hay que hacer algo más de lo que se hace”.

Como medida preventiva, el Defensor reclamó la creación de un grupo de trabajo que elabore un estudio “riguroso” ante los “emergentes” casos de acoso a menores grabados y exhibidos en internet. La difusión de estas imágenes se convierte a veces para Chamizo “en una vulneración del derecho a la intimidad, al honor o en supuesto ilícito”.

Ya el pasado año, el Defensor abrió tres quejas de oficio sobre el acoso o agresiones a menores grabados con teléfonos móviles que posteriormente fueron exhibidas en internet. En el presente año, el fenómeno “continúa” y la institución ha tenido conocimiento durante estos meses de casos “duros” de ciberbullying. “Es un problema que no ha terminado”, advirtió.

Al margen de este estudio, Chamizo consideró que deben ser los fiscales de menores los que se impliquen en el asunto, junto al grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, cuyo trabajo está dando resultados en temas de pedofilia. El Defensor aseguró que se ha transmitido esta urgencia a los fiscales y que la respuesta es que necesitan un cambio en la legislación nacional. “Me parece que eso es esperar demasiado”, anotó en declaraciones a los periodistas posteriores a su comparecencia.

Chamizo defendió además la necesidad de una reflexión global sobre la responsabilidad legal de los menores de 14 años, que si cometen hechos delictivos no pueden ir a centros de reforma en aplicación de la Ley del Menor. Estos niños no pueden ser imputados y quedan fuera de los programas de reeducación, aseguró.

Fuente: diariodesevilla.es

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

El ciberbullying, una realidad en los colegios de Manchester

Un estudio realizado en 100 centros educativos del área de Manchester revela que al día se producen entre 50 y 100 casos de mal uso de los ordenadores escolares. El 30% de las ocasiones, se trata de acceso a vídeos pornográficos y el 70% a ciber acoso o ciberbullying .

El director del Instituto de Stretford, señala que desde que llegó a su actual cargo han tenido que cambiar tres veces el firewall que bloquea el acceso a determinadas páginas y programas. “Tenemos bloqueados Facebook y MSN Messenger, pero los estudiantes son muy espabilados para encontrar nuevas formas de saltarse los bloqueos”: Que le pregunten sino a Tom Wood, el joven australiano capaz de reventar un filtro antiporno de 50 millones de euros.

Curiosamente, ambas noticias tienen relación. Wood intentaba demostrar el despilfarro de un filtro que no se ocupaba de las cuestiones más importantes: el acoso que pueden sufrir los estudiantes a través de Internet, ya sea por gamberradas entre ellos mismos o por engaños desde el exterior, entre otras prácticas de lo que hoy en día se entiende como ciberbullying (ciber-acoso) o grooming (engatusamiento).

Wood opinan que, si huimos del moralismo religioso, todo el mundo en algún momento de su vida ha visto porno, y que hay que distinguir muy bien esto de los riesgos que pueden sufrir los jóvenes en Internet por la actividad de pederastas y otros personajes indeseables. Sobre todo porque, como señala Davies, los propios alumnos desmantelan los filtros de forma relativamente fácil. Así pues, ¿no saldrá más a cuento concentrarse en luchar contra el ciberbullying y preocuparse menos por los vídeos eróticos? En la teoría, sí. El problema es que, en la práctica, ambos fenómenos pueden ir cogidos de la mano en algunos sitios y aplicaciones web. Habrá que ver cómo avanzan las alternativas para solucionar un tema tan complejo y escabroso.

Fuente: tuexperto.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Evitar el aislamiento es clave para luchar contra el acoso infantil

En los últimos años, el defensor del menor de Aragón viene percibiendo una creciente preocupación de la sociedad por el aumento de la conflictividad en el ámbito escolar, en general, y el acoso entre menores, en particular. Según el Informe del defensor, a las formas tradicionales de acoso verbal, físico y psicológico, se suma el ciberbullying, el llevado a cabo a través de la red, el teléfono móvil o los juegos on line.

En cuanto a las posibles causas del aumento del acoso escolar, el Informe destaca la trivialización de la violencia, en parte debido a una exposición constante a contenidos violentos a través de la televisión, los videojuegos, Internet, etc.; cambios sociales acompañados de pérdida de valores como el respeto a los demás, la autodisciplina o la satisfacción por el trabajo bien hecho; intolerancia a la frustración y, en algunos casos, patologías mentales que se manifiestan a través de conductas violentas.

el retrato del acosado es el de un menor débil, con escasa autoestima, indefenso, introvertido e inseguro. Estas características refuerzan la necesidad de evitar el aislamiento del menor mediante su integración, por ejemplo, en deportes de equipo. Por otro lado, los acosadores suelen ser alumnos conflictivos, dominantes y agresivos. Con frecuencia, han sido víctimas de malos tratos o han crecido en un ambiente hostil con falta de cariño. En contra de lo que pudiera parecer, también son inseguros y por eso buscan aliados que les consideren líderes.

La lucha contra el acoso requiere la “implicación de toda la comunidad educativa y su implantación en las primeras etapas de la enseñanza”. El primer paso es una apuesta clara por la educación de los alumnos en valores cívicos y éticos, en el respeto a las normas de convivencia y en la tolerancia cero a la violencia, tarea que según el defensor del menor, implica a las familias. También es necesaria una adecuada formación del profesorado para que pueda actuar ante situaciones de riesgo, así como reforzar su autoridad en la labor ordinaria. En cuanto a la Administración educativa, y sin vulnerar el derecho a la elección de centro, debe procurar que no se concentre en un mismo colegio un elevado número de alumnos conflictivos.

En este sentido, el Informe sugiere potenciar las escuelas de padres y desarrollar campañas de concienciación y también sobre los riesgos del uso indiscriminado de videojuegos e Internet.

¿Cómo actuar ante una situación conflictiva? El Informe destaca la necesidad de dar una respuesta inmediata, ya que la demora de las sanciones hace que pierdan efectividad y que exista coordinación entre Administración, profesores y dirección del centro en la decisión o sanción que deba adoptarse. También sugiere modificar el régimen de sanciones y que en lugar de expulsar al alumno conflictivo del centro se le imponga una mayor permanencia en el mismo. En último extremo, el Justicia propone estudiar el cambio de centro del alumno del agresor o agresores con el fin de dispersar al grupo de alumnos violentos y evitar una doble victimización del menor agredido.

Fuente: Radio Huesca

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone