Dos nuevos casos de suicidios de niños a causa del bullying

Dos recientes casos de suicidios entre menores en Estados Unidos pone en evidencia las trágicas consecuencias que puede tener el hostigamiento en la escuela, conocido en inglés como “bullying“, de no ser detectado y detenido a tiempo.

El suicidio de Jaheem Herrera, de 11 años, la pasada semana en Atlanta, que se ahorcó en su habitación luego de ser presuntamente objeto de acoso por sus compañeros de escuela; así como el de Carl Joseph Walker-Hoover, también de 11 años, que se suicidó en Massachussetts a principios de mes, son solo dos ejemplos de lo grave que puede llegar a ser esta situación.

“Las consecuencias del acoso escolar pueden ser muy serias, tanto que pueden hacer que un menor acosado contemple la posibilidad del suicidio o se suicide”, dijo a Efe Stephanie Bryn, directora de la oficina de Prevención de Lesiones y Violencia de la Administración de Servicios y Recursos de Salud (HRSA).

De acuerdo con cifras del Centro de Prevención de Violencia Juvenil de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC), se estima que casi el 30 por ciento de los adolescentes en Estados Unidos (5,7 millones) se ve envuelto en algún tipo de acoso escolar, ya sea como víctima, victimario o ambos.

Advierten de que si un menor es acosado en la escuela es muy probable que esta agresión también se esté dando a través de Internet, conocido como “cyberbullying”.

Al igual que en las relaciones personales “reales”, los expertos aconsejan observar el tipo de relaciones cibernéticas que entablan los menores para poder detectar y detener una posible agresión.

En muchos casos, los menores que son acosados en línea reciben correos electrónicos amenazantes o en muchos casos son amenazados con divulgar un “secreto” o rumores infundados que pueden avergonzarles.

Por ello, los expertos recomiendan evitar divulgar fotografías o información personal comprometedora para disminuir el riesgo de sufrir este tipo de acoso.

Además sugieren el uso de programas de software que ayudan a filtrar la información que reciben los menores a través de Internet, entre ellos aquellos correos amenazantes o hirientes de un acosador o “bully“.

La Administración de Servicios y Recursos de Salud cuenta con un web a través de la que ofrecen consejos para evitar el acoso escolar.

Fuente: EFE a través de La Mirada de Jokin

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>